Volantes con gol, la fórmula de River para no depender de Álvarez

Entonces que río Desfile en la Liga el año pasado, un riesgo asomaba en la lejanía que este verano se hizo más visible desde que se anunció el traspaso con un retraso de Julián Álvarez al Manchester City: tener un futbolista en el equipo que acabó 2021 marcando dos o tres goles por partido no solo es sensacional sino también Al mismo tiempo, podría suponer el peligro futuro de cargar toda la responsabilidad del marcador del equipo al cordobés.

Ver también

No te pierdas a Cavenaghi este martes en el Twitch de Olé

Y la buena noticia para esta primera parte del año, quizás anticipando lo que será una segunda mitad sin Spider, es que CARP no se basa únicamente en el 9 para convertir. Una muestra, justa, se la dio el pasado sábado a Florencio Varela: como en el superclásico, Julián no estuvo bien en la definición, pero ahí aparecieron los volantes del equipo.

Intentando desde fuera del área o llegando por sorpresa a la posición de ataque, los centrocampistas tienen cada vez más goles. Contra Defensa y Justicia estaban Enzo Fernández y Santiago Simón (que mojó por primera vez como jugador profesional en su partido número 33), pero En lo que va de 2022, más de la mitad de los goles de River han sido gritados por sus medios. Y eso, por Gallardoes “fantástico”, como remarcó Summer tras la victoria de Florencio Varela.

Ver también

River en Lima con Barco y sin Díaz, Romero y Paradela

Y es que el Muñeco necesita de sus centrocampistas para llegar al puesto de gol y entablar amistad con la portería. Sobre todo, por el dibujo que ha elegido el técnico desde que Álvarez empezó a descubrirse a sí mismo: este 4-2-3-1 con JA9 como punta de lanza (que puede ser el 4-1-4-1 o el 4-3-2- 1 en función de los partidos: la pauta en sí es lo que menos importa) requiere este esfuerzo de los centrocampistas mixtos del equipo. Y lo hacen: De los 20 goles que lleva River ya en nueve partidos este curso, 11 han sido de sus centrocampistas, seis de sus delanteros y tres de sus defensas.

Ver también

Congestión y vómitos: los síntomas de Paulo Díaz fueron por Covid

Quintero hizo cuatro; Enzo Fernández, dos; Barco, uno; Simón, uno; De la Cruz, uno; Paradela, uno; y Zuculini, otro. Cuatro de ellos fueron de penalti (tres de Juanfer y uno de EF), es cierto, pero siguen siendo un aporte fundamental en esta parte de la temporada, cuando River empieza a jugar en un calendario minado y debe alternar. Para esto, Tiene un abanico de troncos muy colorido.

Enzo Fernández y Palavecino, dos que frecuentan mucho la zona (River Prensa).

Enzo Fernández y Palavecino, dos que frecuentan mucho la zona (River Prensa).

Definitivamente es una evolución: en los primeros nueve juegos de la última mitad, no solo marcó menos sino que los goles fueron desequilibrados para los atacantes: En la misma racha de la segunda parte de 2021, el equipo anotó 13 goles, incluidos ocho entre Suárez (tres), Romero (cuatro) y Julián (uno); y volantes solo De la Cruz (tres) y Zuculini (uno) habían sido puestos en la lista. ahora sí los medios casi triplican esa marca.

Ver también

Alerta River: Paulo Díaz y Paradela, con Covid

Por supuesto, tenía sentido que los atacantes tuvieran más poder de fuego ya que River había comenzado a jugar con eso. dos delanteros fijos (Suárez y un Romero que había venido a sustituir a Borré en el mismo esquema), pero aún ahora, con solo un nueve, tiene más goles, como para validar una máxima que el mismo Gallardo suele repetir como un mantra: Acumular atacantes no te garantiza ser más ofensivo o tener más opciones.

(Visited 13 times, 1 visits today)