Triunfo del Inter con polémica

Se jugó como una final real. jJuventus e Inter estaban obligados a ganar en este clásico italiano. Los primeros en seguir con la esperanza de luchar hasta el final. El segundo a tres puntos del Napoli con un partido menos y el Milan. No había un mañana para ninguno de los dos equipos. Por eso jugaron la primera media hora con una intensidad pocas veces vista. Y eso no es una exageración. Dos minutos después, Lautaro Martínez ya estaba amonestado por una patada en la cara de Locatelli -sin querer- y podía ser expulsado por un encontronazo con Chiellini. El Toro, un poco fuera de las revoluciones, se aferró a ese ritmo que tenía el partido. Por otro lado, Dybala intentó poner fútbol, ​​pero solo por un rato. Algunos tiros de media distancia que se acercaron, pero no mucho más…

Ver también

Muros, bajas y alarma

La polémica del clásico

Los argentinos no fueron los puntos fuertes de este clásico. Ninguno de sus compañeros tampoco. Ya 45′ de la primera parte, fue el VAR el que torció el rumbo del partido. El colegiado pitó penalti de Morata a Dumfries en una de las líneas laterales del palco. ¿Qué ha pasado? El delantero español apenas la pisoteó con un tapón, en un partido demasiado insignificante para ser penalti. Pero el juez compró. Y la polémica no quedó ahí… Calhanoglu, el encargado de la ejecución, chocó con las manos de Szczesny. El arquero polaco, rival de Argentina en el Mundial, salta a su derecha y cubre. Sin embargo, el rechace dejó vivo el balón y el propio turco, en un juego sucio, acabó forzando el 1-0. Perooo… El mismo juez Irrati, posiblemente culpable de la sentencia equivocada, imputó un delito en atentado que no existió. La Juventus se salvó. Perooo… El VAR señaló que De Ligt comenzó pronto a ejecutar el penalti. Luego se repitió y el día 20, el Inter acabó marcando el único gol del partido.

(Visited 10 times, 1 visits today)
See also  Atlético Junior vs. Millonarios - Informe del partido - 4 de junio de 2022