MotoGP en Argentina. Aleix Espargaró, 200 carreras y una flor: una victoria histórica en Termas de Río Hondo

TERMAS DE RIO HONDO.- Un fin de semana que recordará por siempre. Un doble día de desahogo y emoción. Una faena fantástica, donde tuvo paciencia para desatar la furia y luego inasumible para las aspiraciones del rival. Un día histórico inolvidable que quedará impreso en los libros de MotoGP. El Gran Premio de Argentina, en su regreso al calendario, luego de dos años de ausencia por la pandemia mundial del Covid-19, marcó un hito importante: la primera victoria de Aleix Espargaró y la primera del equipo Aprilia en la categoría reina del motociclismo de velocidad. Las lágrimas en el manillar nada más cruzar la línea de meta, el abrazo con su hermano pequeño Pol mientras era entrevistado por la retransmisión oficial, los aplausos de todos los ingenieros y mecánicos cuando recibió el trofeo en el podio… Sentimientos que embargaron al catalán de 32 años, que nunca había conocido en 16 temporadas el momento mágico de una victoria.

El día que soñó cuando tenía cuatro años, cuando se subió a una moto por primera vez. El día que nunca pareció llegar, ya que el éxito era esquivo en las categorías inferiores y tampoco parecía asociado a su campaña en MotoGP. Fueron temporadas de desilusión, pero forjaron el coraje de un piloto que se considera un trabajador, lejos de las luminarias que persiguen a los predestinados a convertirse en estrellas. El catalán conoce el esfuerzo, el sufrimiento y la resiliencia. Noches de insomnio y no por el resultado de una carrera: hace tres años, su hija Mia -la gemela de Max- nació con una cardiopatía congénita, lo que motivó un año de exámenes y operaciones. “Fueron meses difíciles, de mucho miedo. Los ocho meses más duros de nuestras vidaslas cinco semanas de neonatología en el Hospital Quirón Dexeus, las intervenciones quirúrgicas… Ella me enseñó a ser valiente, a luchar siempredice Aleix, que estaba golpeado por la vida, pero que seguía de pie.

Cuando las lesiones complicaron la carrera de Aleix, el catalán sacó fuerzas de sus días en la clínica. Y hubo varios, algunos complejos: en 2017 se cayó y se rompió dos dedos en Australia Y deberían haberle puesto una placa. Un año después, tras un roce entre Marc Márquez y Johann Zarco, una pieza de la Yamaha del francés golpeó su mano, provocándole un problema en un tendón. En 2019, una microfractura de fémur y una lesión por edema óseo en la tibia izquierda -le aplastó su compañero Bradley Smith, tras su terrorífica caída en el GP de Catalunya- y en 2021 el paso obligado por el quirófano para luchar contra el síndrome compartimental en los antebrazos, una lesión recurrente entre los moteros: ese año, entre abril y mayo, fueron operados Iker Lecouna, Jack Miller y Fabio Quartararo. “Anoche estaba como ‘intenta aprovecharlo, tienes la pole. Intenta aprovecharlo y mañana [por hoy] disfruta de ser el primero en la parrilla y no tener a nadie delante”, dijo a los medios en la sala de prensa del hipódromo Termas de Río Hondo.

Aprilia N°41 de Aleix Espargaró al frente del pelotón: el piloto catalán de 32 años también ofreció la primera victoria a la marca italiana
Aprilia N°41 de Aleix Espargaró al frente del pelotón: el piloto catalán de 32 años también ofreció la primera victoria a la marca italianaJUAN MABROMATA – AFP

No fue un partido fácil y tampoco una racha fácil la que determinó la primera victoria de Espargaró. Tras la primera curva, ya no era líder del pelotón, tras una excelente salida de Jorge Martín (Ducati), que se mantuvo en cabeza hasta la vuelta 20. El ritmo de la Aprilia parecía superior, pero en los dos intentos de mejora que repitió en la curva 5 del circuito, el catalán tuvo que abrirse y devolver la primera posición a su compatriota. “No di nada, pero cuando me pasó Aleix me sentí feliz”, confesó Martín, quien tiene un especial aprecio por el que firmó la victoria. “Es muy especial, porque me ha ayudado desde que era pequeña. Me dio comida en su casa, una cama para dormir, me dio su techo y me enseñó mucho… Cuando me pasó con cuatro vueltas para el final, traté de volver a la posición, pero por dentro estaba feliz de verlo ganar. Creo que todos estamos contentos con su victoria. Seguramente nos tomaremos una cerveza y lo celebraremos a lo grande”, dijo con alegría quien terminó como escolta; el podio lo completó Alex Rins (Suzuki).

See also  Puebla vs. FC Juarez - Crónica del Partido - 26 Agosto 2022

El tercer intento fue el que le empujó a la gloria. Lo hizo en el mismo lugar, pero logró doblegar a la Aprilia #41 y relegar a Martín. “Nunca me había enfrentado a una situación así. No fue fácil, porque el estado de la pista cambió mucho: la moto patinó. Con el control de tracción y el freno he conseguido pasar las últimas curvas mejor que Jorge. Estuve buscando este resultado durante mucho tiempo y pude obtenerlo en mi carrera número 200. Tenía muy buen ritmo, pero sentía mucha presión. Todos me decían que iba a ganar fácilmente, pero no fue así, no fue una carrera fácil. Hemos trabajado mucho para conseguir una buena puesta a punto de la moto y quiero dar las gracias a toda la familia Aprilia”, analizó quien tras su triunfal bautismo se convirtió en el nuevo líder del campeonato, tras tres fechas.

Aleix Espergaró, del sufrimiento por la enfermedad congénita de su hija Mia a las lágrimas de felicidad por la victoria en Termas de Río Hondo;  el piloto de Aprilia es el nuevo líder del campeonato de MotoGP
Aleix Espergaró, del sufrimiento por la enfermedad congénita de su hija Mia a las lágrimas de felicidad por la victoria en Termas de Río Hondo; el piloto de Aprilia es el nuevo líder del campeonato de MotoGPJUAN MABROMATA – AFP

“Hay mucho trabajo por hacer, pero la realidad es que estamos aquí por méritos propios. Nadie nos regaló nada y estamos liderando la competencia. Si pude superar momentos difíciles estando en el puesto 20 o 15 durante estos años, me adaptaré a esta nueva situación. Queda mucho camino por recorrer, pero somos uno de los candidatos: Más claro que el agua. Seguiré con los pies en la tierra, con la cabeza fría y dándolo todo aunque lo que esté viviendo sea sólo un sueño: nada mas bonito que ganar por primera vez y ser el puntero“, deslizó Aleix Espargaró, el piloto que supo los apuros y el sufrimiento de los débiles resultados en las pistas y también para resistir el dolor que le transmite su pequeña Mia, la guerrera que le da fuerzas para una nueva lucha.

See also  Tras Sterling, el Chelsea anuncia el fichaje de Koulibaly, ex del Napoli, por 40 millones de euros
(Visited 8 times, 1 visits today)