Messi y una despedida del Mundial en la Bombonera

Quedan 242 días para el inicio de la fiesta del fútbol en Qatar. Solo hay 15 equipos clasificados para una Copa del Mundo que tendrá 32 participantes. Parece que aún queda mucha agua por correr bajo el puente para llegar a Doha, pero en Argentina estamos muy cerca de vivir una despedida. Porque aunque permanezcan casi ocho meses, lo que sucederá este viernes en la Bombonera será quizás el último partido de la Selección en casa, antes del mundial. Así que qué mejor que prepararse para vivir una fiesta, cantar, aplaudir y darle energía positiva a la Scaloneta.

Ver también

Pekerman merece un aplauso

Lionel Messi, entrenando para la Selección.  (Foto: Juano Tesone)

Lionel Messi, entrenando para la Selección. (Foto: Juano Tesone)

La gente ya ha demostrado su locura haciendo cola para comprar entradas. Se agotaron en dos horas -y la reventa está que arde-, y en un momento más de 190.000 personas hicieron fila virtualmente para hacerse con un boleto para este Argentina-Venezuela que es un partido por puntos, lo que pone en juego el juego invicto de 29 partidos, pero parece más un juego festivo que el anterior en Qatar.

Ver también

Pinturas Mac Allister para empezar

Los hinchas que recogen boletos en el Estadio Huracán están orgullosos de este equipo que terminó con una sequía de 28 años sin ganar la Copa América en Brasil y todos, pero todos, quieren ver a Messi. Sueñan con algo Lionel Messi: un saludo, un selfie, un autógrafo, un algo. Y Leo sonríe, a cada momento en la propiedad de Ezeiza. El 10 también sueña – como la afición-, tras días de angustia y silbidos, con ese “olé, olé, olé, Messi, Messi” o el ya clásico lazo que nació en Barcelona, ​​pero que se ha trasladado a todos los rincones del mundo: “Meeeessí, Meeeessi “.

Aquí -ahora- nadie silba, todo es cariño para el 10 y sus compañeros. Este momento de tensión con la afición argentina fue cosa del pasado y por eso es momento de aprovecharlo. Aparte de la mala onda parisina, silbidos e indiferencia, bienvenido el amor (no francés). Y al calor de la Bombonera -como ya ha pasado antes en el Monumental, en San Juan, en Córdoba- estará ese idilio que se formó con este grupodespués del Maracanazo, de este 10 de julio que nunca más se desvanece.

(Visited 10 times, 1 visits today)