Manu Ginóbili ingresará este año al Salón de la Fama de la NBA

Campeón olímpico. Además, medalla de bronce olímpica. Campeón americano. Y a nivel de clubes, campeón de Europa y campeón de Italia. La carrera de Emanuel Ginóbili brilla en el baloncesto FIBA. Pero nada de eso importa en términos de récords en la NBA, un planeta aparte en el deporte. Tanto es así que tiene su propio Salón de la Fama. Para evaluar a los candidatos a integrarla, la liga estadounidense se preocupa por lo que se hace en sus terrenos. Solo en sus terrenos.

Y el bahiense lució cuatro anillos de campeón. Y fue más o menos decisivo para cada uno de ellos. Entonces, era más que lógico: cantábamos que algún día estaría en este Salón de la Fama, junto a los más grandes del torneo más grande. La novedad es que esta inclusión de Manu tiene fecha. Es inminente, incluso: este año. 10 de septiembre. En este día, por primera vez, habrá un argentino en la élite de la élite del reconocimiento: Emanuel David Ginóbili será exaltado al Salón de la Fama de la NBA, quien brilla con el brillo de Magic Johnson, Michael Jordan, Kareem Abdul- Jabbar y otros gigantes de la pelota naranja, paneles y aros.

Por ahora, la noticia no es oficial, de todos modos. Pero eso es como si lo fuera: el reportero que lo rompió, Shams Charania, ha sido el que más sabe sobre la NBA en bastante tiempo. Lo que dice, así como lo que dice Adrian Wojnarowski, es completamente fiable y lo que anticipa siempre se cumple. Esta vez, Charania tuiteó: “El ícono de los San Antonio Spurs, Manu Ginobili, será el primer miembro del Salón de la Fama Naismith Memorial en la clase de 2022”. Esto implica que, entre los candidatos que hay este año, el número 20 de la izquierda fue el más votado.

See also  El mensaje de Pity Martínez tras compartir campo con Messi y Cristiano Ronaldo

El profesor canadiense James Naismith inventó el baloncesto y el nombre del Salón de la Fama le rinde homenaje, así como el de la Copa del Mundo de este deporte. Las instalaciones donde se reconocen las glorias de la NBA se encuentran en Springfield, Massachusetts. Distinguidos uno al lado del otro; una constelación de jugadores que, así reunidos, hacen temblar a cualquier aficionado al baloncesto.

Ginóbili será el primer argentino en codearse con ellos. Los méritos no le faltan: las conquistas de 2003 (en su primera temporada), 2005 –a punto de llevarse el premio al MVP, que finalmente va para Tim Duncan–, 2007 y 2014; dos apariciones en el Torneo de las Estrellas; el premio al mejor “sexto hombre” (suplente) de la liga, y muchos intangibles fuera de las estadísticas, como el liderazgo, la inteligencia, la dedicación, la ejemplaridad. Era hora. Ahora ya sabes cuándo. Y en septiembre, el baloncesto argentino recibirá el premio individual más importante de su historia.

(Visited 14 times, 1 visits today)