Guillermo Ochoa y la defensa de la selección mexicana cierran el octágono por todo lo alto

Guillermo Ochoa llegó a 53 porterías a cero con la selección mexicana y cerró el octágono rumbo a Qatar 2022 con cinco partidos invicto

Guillermo Ochoaguardián de la equipo mexicanoamplió su marca de partidos sin encajar un gol bajo el Tri (53) y, de paso, cerró el octágono de la Concacaf en dirección a Catar 2022 con cinco partidos consecutivos sin ser superado por equipos rivales.

Ochoa recibió su último gol mientras defendía el equipo mexicano en el partido de clasificación contra Jamaica, pero de ahí dejó en cero a Costa Rica, Panamá, Estados Unidos, Honduras y El Salvador.

En un estudio publicado recientemente por el Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol, el cuerpo repartió los mejores porteros de la categoría de más partidos sin recibir anotación en contra a nivel internacional y ‘Paco Memo’ destaca en el puesto 22 del ranking, superando a la leyenda azteca, Jorge Campos.

Sumando los partidos jugados por el arquero azulcrema contra Estados Unidos el jueves 24 de marzo, contra Honduras el domingo pasado y contra El Salvador este miércoles, Guillermo Ochoa tiene un total de 128 compromisos con el equipo mexicano y presume de 53 partidos en los que logró mantener limpia su puerta.

Con esta marca, el portero no solo superó Jorge Campos, uno de los porteros más importantes en la historia del fútbol mexicano, pero también campeón mundial en Francia 1998, Fabián Barthez. El exportero francés ha disputado 87 compromisos internacionales y no ha recibido gol en 51 duelos.

Además, con el último partido de la equipo mexicano en el concacaf octogonal en vista de El Salvador en los terrenos del estadio Azteca, Guillermo Ochoa llevó al equipo tricolor a acumular una racha de cinco partidos consecutivos sin encajar un gol, situación que el conjunto verde no conseguía desde 2012.

(Visited 22 times, 1 visits today)
See also  Golazo de Raphinha y debut de Lewandowski: el Barcelona ganó al Real Madrid en el amistoso de Las Vegas