Fiesta en La Bombonera: El último festejo de la selección, un Messi feliz y Pekerman viendo el producto de su trabajo

Hay fiesta en La Boca. Lionel Messi Volvió a mostrar toda su magia. El genio tuvo su destello de inspiración y el Argentina cumplió lo esperado, una victoria ante una selección venezolana en fase de reconstrucción. Tres conquistas para cerrar de local playoffs soñado Al grito de “¡Adelante, campeón!” », en un ambiente festivo de principio a fin. Todo ante un público que no acudió a la Bombonera con más exigencias que ganas. Y apreciaron a la estrella que hizo todo y cualquier cosa.

El clima era especial. Antes, durante y después de la reunión. Las razones, por supuesto, eran múltiples. Por un lado, porque el éxito de anoche marcó la despedida de la selección de nuestro país. No habrá más partidos en este campo a medida que se acerca la Copa del Mundo. Por eso se vivió de una manera extraña, diferente: faltan todavía ocho meses Mundial Catar 2022.

“Ole ole ole…”

Por otro lado, porque en la otra acera había nada menos que jose pekerman, el hombre que dejó un gran legado. En pleno calentamiento, cerca de una de las esquinas del campo, el entrenador presenció los primeros movimientos de los jugadores argentinos. Allí el DT recibió abrazos de Messi, Ángel Di María y Leandro Paredes. Después de eso se fue al medio del patio, cuando estaba muy aplaudido y aclamado para el stand y recibió una placa quien le dio claudio tapia.

José Pekerman saluda a Messi antes del partido;  el actual director técnico de Venezuela recibió una placa de una AFA a la que glorificó con sus resultados y fortaleció con sus enseñanzas.
José Pekerman saluda a Messi antes del partido; el actual director técnico de Venezuela recibió una placa de una AFA a la que glorificó con sus resultados y fortaleció con sus enseñanzas.Jam Media – Getty Images América del Sur

Una curiosidad: cuando la voz del estadio empezó a presentar a la selección argentina, el director técnico de Venezuela aplaudieron con entusiasmo cuando se mencionó a “La Scaloneta” por Lionel Lo sabemos: la relación entre ambos es extensa, y se remonta a antes de este título mundial en la Sub 20 de Malasia en 1997.

los "escaloneta" a lo que aplaudió el propio Pekerman, autor intelectual indirecto del bono regalo de la selección argentina.
La ‘Scaloneta’ aplaudida por el propio Pekerman, autor intelectual indirecto del bono regalo de la selección argentina.Mauro Alfieri – LA NACION

Color y fuegos artificiales no faltaron en La Bombonera. Nada más saltar los equipos al terreno de juego, tras el himno, en los banquillos llegó el afectuoso abrazo de Pekerman con todo el cuerpo técnico argentino: Lionel Scaloni, pablo aymar, Roberto Ayala, walter samuel y Martín Tocalli (preparador de porteros). En el aire flotaba esa rara sensación de recibir y confrontar al hombre que formó muchos. Al fin y al cabo, el entrenador que supo dar un salto de calidad enorme a las canteras. Una velada de reconocimiento al entrenador que prendió fuego a los que en su momento fueron dirigidos, y que ahora parten como compañeros. solo algunos de Huellas del trabajo que anotó el DT de 72 años en Argentina.

See also  se lo presentaron a la Bombonera

Previamente, cuando se anunció la formación del equipo, el podio de vivados lo ocupó Messi, Rodrigo DePaul y Scaloni. Di María también fue aclamado. La Bombonera subió la temperatura tras el gol de Nicolás González. El clásico “¡Argentina, Argentina!” sonado Además, algunos de los cánticos iban dirigidos a los clásicos rivales: Brasil e Inglaterra. Y un nuevo golpe del repertorio que rugió la grada: “Mano a mano con Leo, vamos a ganar, mano a mano con Leo, vamos a ganar… y le vamos a dar la vuelta, y nos vamos a dar la vuelta”, escuchamos. Se vivió con intensidad y entusiasmo.

Fiesta en La Boca, antes y después de la victoria 3-0 ante Venezuela;  el estadio, que ama Messi, se llenó de aplausos y cariño para el capitán argentino.
Fiesta en La Boca, antes y después de la victoria 3-0 ante Venezuela; el estadio, que ama Messi, se llenó de aplausos y cariño para el capitán argentino.Gerardo Viercovich – LA NACION

Al cabo de un rato, los gritos volvieron a dirigirse al capitán argentino: “¡Meeessi, Meeessi! ». Casi todo giraba en torno al futbolista del PSG. ¿Será este su último compromiso en el país con la camiseta celeste y blanca? Esa es una posibilidad, por supuesto, y la respuesta será después de la Copa del Mundo. “Voy a replantearme muchas cosas”, anticipó.

Otra dosis de emoción y más aplausos envolvieron a Pekerman en su camino al banquillo de suplentes en la segunda parte. Más de 50.000 personas miraban expectantes sin perderse un solo detalle. Los teléfonos se encendieron en la multitud mientras Messi se preparaba para ejecutar un tiro libre que terminó en las manos de Wuilker Faríñez. “Y vaya, selección; queremos la copa…”, descendió de la grada. A estas alturas, la identificación de la afición con el equipo de Scaloni es absoluta.

See also  Boca: la lista de concentrados de Sebastián Battaglia y el equipo para jugar ante el Corinthians, por la Copa Libertadores

Messi infectado. La estrella hablaba con vértigo, velocidad, espacios. “El que no salta, no va al Mundial”, cantan. Los aficionados, envueltos en banderas y camisetas celestes y blancas, coronaron la noche en los últimos 15 minutos. El colmo del éxtasis. Primero con el golazo de Di María luego con la conquista del n°10, su gol 81 en la selección.

“Esto de la mano de Leo Messi…”

Rosario sonríe. Ahí está el mejor jugador del mundo en medio de una ovación inolvidable, con flashes intentando inmortalizarlo. Atraviesa el túnel de la Bombonera aclamado como pocas veces. Es el final de una velada que el público disfrutó. Ya viendo Qatar 2022, las sensaciones se confundían entre la nostalgia y la emoción.

(Visited 14 times, 1 visits today)