¿Cómo te fue cuando llegaste como favorito a un Mundial?

La Scaloneta llega con buenas sensaciones pensando en el Mundial. Tras ganar la Copa América ante Brasil, con Messi como abanderado y una importante rotación en la plantilla, la ilusión de volver a ser campeones está más presente que nunca. Maíz No siempre le fue bien a Argentina cuando llegaba como candidata a un Mundial.

Uno de los golpes más duros fue la eliminación de Corea-Japón 2002, cuando el equipo fue eliminado en la primera ronda siendo uno de los grandes favoritos. El equipo de Marcelo Bielsa venía de unas calificaciones perfectas, con un equipo lleno de personalidades como Samuel, Sorin, Verón, Batistuta, Crespo, Ortega, entre otros.

Pero el “grupo de la muerte”, que se llamó así porque estaba integrado con Inglaterra, Suecia y Nigeria, no lo favoreció en principio. Y luego la actuación del equipo en la cancha resultó ser diferente a la del clasificatorio regional.

Una victoria por la mínima sobre Nigeria marcó un buen comienzo, pero la derrota ante Inglaterra en la segunda jornada dejó a los hombres del Loco comprometidos, obligados a ganar ante una dura Suecia.

See also  À quoi ressemble le paysage NFC East avant le repêchage de la NFL 2022?

En la última reunión, los nervios eran más fuertes. Suecia tomó la delantera con un soberbio gol de tiro libre en el complemento y todo se derrumbó. Ortega falló un penalti sobre la hora de juego, que Crespo convirtió en gol tras el rechace, pero ya era tarde. El 1-1 dejó a Argentina sin ilusiones.

“No ganar el Mundial es un fracaso”, dijo el DT de cara al Mundial. Y para que la actuación de la selección sea recordada.

El Mundial de 2014 encontró a una Argentina que, en la previa, entró en el lote de candidatos. Porque con la ayuda de Alejandro Sabella, el equipo había empezado a ilusionarse, con figuras como Messi, Mascherano, Higuaín, Agüero, Di María, Lavezzi…

Los Playoffs se habían ganado cómodamente, a dos sets del final, y la temible delantera del equipo dejaba paso al entusiasmo. También jugar en Brasil, con un gran apoyo de la afición argentina que se había mudado en masa al país vecino, fue un plus.

Esta vez la Albiceleste estuvo a la altura de las expectativas. El equipo se hizo más sólido en el camino y menos ofensivo a pesar de tener un delantero formidable, pero la idea se consolidó y Argentina llegó a la final.

Pese a un muy buen partido ante Alemania y llegar a la prórroga, no fue suficiente: Gotze hizo añicos la ilusión de Messi y compañía tras 113 minutos de juego.

En Italia 1990 Argentina estaba entre los favoritos: acababa de proclamarse campeón tras vencer 3-2 a Alemania en la final de 1986.

Maradona resultó ser el mejor del mundo, había una base sólida que acompañaba al equipo y Carlos Salvador Bilardo estaba dispuesto a no dejar ningún detalle sin revisar para aspirar al segundo título consecutivo.

(Visited 5 times, 1 visits today)