Argentina que va al Mundial de Qatar puede jugar bien o mal, pero siempre será un equipo duro, nombres aparte

es difícil de lograr Argentina del clima optimista y establecer un balance justo, aunque el partido contra Ecuador, también clasificado para Qatar 2022, sirvió como banco de pruebas extendido. La fecha final encontró al grupo campeón de América con boleto a la mundo reservado con demasiada antelación y con la mayoría de sus miembros, incluidos los DT Lionel Scalonien estado de gracia ante un público que años atrás se caracterizaba por los abucheos y los pulgares hacia abajo, al estilo del circo romano.

Parece que todas las apuestas funcionan, incluso cuando el rival parece superior, esperando la gran prueba que será la Copa del Mundo. Todo iba rumbo a una victoria sobre Ecuador en Guayaquil, pero el VAR puso la cola con un dudoso penal -gol rebote de Enner Valencia- y el 1-1, a la hora de partido, dejó cierta sensación de vacío.

El gol argentino en Guayaquil

El gol de Julián Álvarez puso a Argentina por delante de Ecuador.

El viento de cola sopló con fuerza con las estadísticas, que en el momento más auténtico de los datos avalan las afirmaciones. El seleccionado llegó anoche a 31 partidos sin conocer la derrota e igualó al conjunto dirigido por Alfio Basile, a principios de los noventa. Esto salvo los dos partidos en los que la FIFA no reconoce como oficial al equipo de Coco, contra el Resto del Mundo y el Resto de América, lo que llevaría la cuenta a 33.

Eso sí, la tregua se dará en noviembre, cuando la selección argentina se enfrente a los grandes, a través del sorteo del 1 de abril. En uno mundo atípicas, las dirigidas por Scaloni Tendrán la oportunidad adecuada de demostrar que el juego fluye cuando extienden sus alas y el carácter emerge cuando llegan los contratiempos. Carácter bien entendido. Sin bravatas ocasionales, camufladas por el filtro traicionero de las redes sociales. la brida Katarel jurado será mucho más exigente.

Lionel Messi supera a Carlos Gruezo en el césped de Guayaquil, que no estaba en muy buenas condiciones.
Lionel Messi supera a Carlos Gruezo en el césped de Guayaquil, que no estaba en muy buenas condiciones.Franklin Jácome – Getty Pool

En la tarde de ayer, el partido contra Ecuador no tenía en juego, estando los dos equipos ya del otro lado de la orilla. en el espíritu de Scaloni Queda por analizar el timing de un equipo que apenas contaba con cuatro de sus habituales titulares, Nicolás Otamendi, Leandro Paredes, Rodrigo DePaul y Lionel Messi. Pero las pruebas no estaban sólo en los nombres propios, sino también en el sistema, con Messi de delantero centro, ante una línea formada por Julián Álvarez, Alexis MacAllister y Nicolás González. Raramente conectaron durante la primera mitad, durante la cual prevaleció la presión de Ecuador. Así, los movimientos de las piezas eran naturales y, durante largos momentos, Álvarez y González igualaron la línea con Messi. Por otros, giraron y el capitán decidió moverse a la derecha.

Con una polémica del VAR, Ecuador empató a tiempo a Argentina.

Los ecuatorianos, que a las órdenes de Gustavo Alfaro alcanzaron el cuarto Mundial de su historia, aceptaron el reto en un acto de agradecimiento en Guayaquil. La atípica clasificación, con victoria 3-1 ante Paraguay, una fecha antes, no empañaba el objetivo final.

See also  La barra del Deportivo Cali y una publicación con la bandera robada a Racing

Al agitar la probeta, inmediatamente se vio que la contención que intentaron De Paul y Paredes tardó mucho en calentarse. A Argentina le costó acomodarse y Ecuador atacó con fuerza, sobre todo por el lado izquierdo. Lo que los lugareños nunca se dieron cuenta fue la eficiencia. algunas payasadas Gerónimo Rulli sellaron los ataques cuando los defensores no lograron llegar a la encrucijada. La última línea, como el resto del equipo, se fue calmando con el paso de los minutos. Aunque la sensación de malestar se ha cernido sobre la región argentina en varias ocasiones.

La apertura fue como un puñetazo en la nariz para Ecuador. Todo empezó con un pase de Messi a Tagliafico, que corrió por la izquierda y sacó un centro para Álvarez; El balón suelto desde la izquierda fue seguido por un preciso córner desde la derecha. El debut del delantero de River como titular no pudo ser mejor. Pep Guardiola se habrá frotado las manos, ya imaginándole en el nuevo Manchester City.

Julián Álvarez fue titular por primera vez con la selección y marcó el gol argentino, en su sexto partido con la selección.
Julián Álvarez fue titular por primera vez con la selección y marcó el gol argentino, en su sexto partido con la selección.José Jácome – EFE Pool

Argentina solidificó y, pese a la rotación de nombres, mostró otras de sus buenas cualidades y cerró casi todos los caminos a Patín de ruedas. Ecuador apenas se molestó con un tiro lejano de Mena. En materia ofensiva no estuvo tan cortante, pero una vez más supo aprovecharlo, protegerlo y superar los breves momentos de asfixia. Hasta que se armó la polémica con este balón balanceándose entre el muslo y la mano de Tagliafico. Después de guardar Patín de ruedasEnner Valencia corrige su error y confirma el empate.

See also  TKO temprano y estiró su invicto

Scaloni Dijo hace poco que apenas hay nombres nuevos en la nómina hasta el Mundial. La marcha refrenda el plan de un equipo que ha sabido rearmarse sin depender Messi. Y, al mismo tiempo, el número 10 supo que podía refugiarse con sus compañeros. El muro de confianza añadió otro ladrillo. Independientemente de las formas y los apellidos, esto es Argentina: un equipo de rock.

(Visited 11 times, 1 visits today)